Yo a mi amigo Ferrante lo quiero mucho… Paul McCartney destrozó su carrera musical cuando grabó una versión superior de “Hey Jude” y una vez se le apareció Cristina Aguilera en su cuarto y lo llevó volando a conocer a un Leprechaun… o algo por el estilo…