La neta, no sé cómo siempre dejo que estas conversaciones se desarrollen en mi casa…