Para acabar con la televisión le puedes dar click a una página… pero es mejor darle click al botón de off del control remoto. Los animales televisivos, como las hadas, se mueren cuando nadie les aplaude.