Claro que un gran poder conlleva siempre una gran responsabilidad. Quitando todos los momentos miserables de mi vida podría decirse que tengo 16 años…